La lumbalgia es un mal común en todo el mundo y puede tener un impacto importante para la calidad de vida.

Esta sección del sitio web está diseñada para informarle sobre los sistemas Neo Pedicle Screw System™ and the Neo Cage System™.

La información no pretende sustituir las conversaciones personales que desee mantener con su médico u otro miembro del equipo sanitario.

Está prevista para responder a algunas de sus preguntas y animarle a plantear las dudas que tenga sobre el procedimiento. No toda la información ofrecida se aplicará a su tratamiento particular o a sus resultados.

Antecedentes

Información sobre la columna vertebral

La columna vertebral humana desempeña un papel fundamental, puesto que soporta el peso de la parte superior del cuerpo, sirve para mantener la postura, permite el movimiento y la flexibilidad, y protege la médula espinal.

Se compone de 24 huesos o vértebras y se divide en varias regiones. Estas regiones son la columna cervical, la columna dorsal, la columna lumbar, el sacro y el coxis.

Las vértebras están conectadas entre sí por los discos intervertebrales. Cada disco forma una articulación que permite el movimiento de la columna. El disco consta de dos partes: una capa externa dura y fibrosa (anillo fibroso) y un núcleo blando y gelatinoso (núcleo pulposo). Estas dos partes actúan en sincronía para que la columna se mueva y funcionan como amortiguador. Encima y debajo de cada vértebra se encuentran las articulaciones denominadas articulaciones cigapofisarias.

Las vértebras de la columna se alinean para que sus canales vertebrales formen un tubo óseo hueco que protege la médula espinal de daños externos e infecciones. Entre las vértebras se encuentran pequeños espacios llamados canales intervertebrales que permiten que los nervios raquídeos salgan de la médula espinal y se conecten con varias regiones del organismo.

Sus enfermedades

¿Qué puede causar dolor?

La lumbalgia es un trastorno muy común; alrededor del 80 % de la población sufre una lumbalgia en algún momento de su vida, con afectación de los músculos, los nervios y los huesos de la espalda. Entre las enfermedades relacionadas con los huesos y las articulaciones que provocan lumbalgia se incluyen aquellas que existen desde el nacimiento (congénitas), las resultantes del uso y desgaste (degenerativas) y las resultantes de lesiones (traumáticas). Los síntomas suelen tener su origen en la inestabilidad de la columna, o en el disco, el hueso o los ligamentos que presionan las raíces nerviosas o la médula espinal.

Discopatía degenerativa (DD)

Con la edad, el contenido de agua y proteínas del cartílago va cambiando. Estos cambios dan lugar a un cartílago más débil, fino y frágil. Dado que los discos y las articulaciones que conectan las vértebras (articulaciones cigapofisarias) están parcialmente compuestas de cartílago, estas zonas están sujetas a cambios degenerativos. Estos cambios provocan que el disco se hernie, se abulte o sufra filtración Los abultamientos o las filtraciones pueden dar lugar a la compresión de las raíces nerviosas y la médula espinal, provocando síntomas como la lumbalgia o el dolor de piernas.

Estenosis del conducto vertebral

La estenosis del conducto vertebral es un estrechamiento de los espacios que están en el interior de la columna, que puede presionar los nervios que la atraviesan. Este tipo de estenosis se produce principalmente en la región lumbar y en el cuello. En función de la ubicación del estrechamiento y de su grado, podría producirse la compresión de un nervio raquídeo o de la médula espinal, ocasionando dolor, hormigueo, adormecimiento o debilidad.

Espondilolistesis

Espondilolistesis es un término latino que significa «desplazamiento de una vértebra» y se diagnostica cuando una vértebra se desplaza sobre otra. Esta afección se produce como consecuencia del proceso de envejecimiento general en el que los huesos, las articulaciones y los ligamentos de la columna se debilitan y pierden la capacidad de mantener la columna alineada, pero también puede estar causada por fracturas de esfuerzo o anomalías congénitas, y en raras ocasiones por un tumor o un traumatismo.

Escoliosis degenerativa

La escoliosis degenerativa describe una curvatura laterolateral de la columna causada por la degeneración de las articulaciones cigapofisarias y de los discos intervertebrales que son las partes móviles de la columna. Esta asimetría degenerativa de la columna puede producirse lentamente a medida que una persona envejece y puede ocasionar síntomas como la lumbalgia o el dolor de piernas.

Lesión traumática de huesos y articulaciones

Las fracturas de la columna toracolumbar y el hueso sacro suelen afectar a personas de edad avanzada con osteoporosis. En el caso de estos individuos, incluso la mínima tensión de la columna puede ocasionar la fractura ósea. Las fracturas vertebrales en pacientes más jóvenes suelen producirse después de un traumatismo, como un accidente de tráfico o una caída.

Tumores

La lumbalgia también puede estar ocasionada por tumores que se originan en el hueso de la columna o la médula espinal, y aquellos que se originan en otros lugares y se extienden a estas zonas (metástasis).

Soluciones

¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?

Hable con su médico sobre las opciones de tratamiento apropiadas para su situación personal. La lumbalgia se suele tratar con una combinación de tratamientos conservadores, como fisioterapia manual, ejercicio, medicación y cambios en el estilo de vida.
Si los síntomas no mejoran con el tratamiento conservador, o si los síntomas aumentan o se agravan, los médicos podrán recomendar la cirugía vertebral.

Para tratar estos trastornos se utiliza una técnica quirúrgica denominada artrodesis. Se emplean tornillos, barras y espaciadores metálicos para fusionar dos o más vértebras adyacentes. El objetivo es estabilizar la columna y detener el movimiento de los segmentos vertebrales, así como aliviar el dolor mediante la eliminación de presión en la médula espinal o en las raíces nerviosas.

Su médico determinará si un procedimiento de Neo es una buena opción en caso de necesitar artrodesis a cualquier nivel toracolumbar.

¿Cuáles serán los resultados?